Alimentos frescos

Todos los visitantes que tienen la oportunidad de degustar el producto isleño se sorprenden de sus maravillosos frutos de la mar y de la tierra: desde sus pescados autóctonos como las sabrosas viejas, a la frescura y sabor de sus dulces frutas y sus riquísimas verduras, hasta la intensidad de carnes que sólo se dan aquí.

Carnes

Las carnes más utilizadas en nuestra cocina son la carne de conejo, la de cabrito y la de cochino. Con ellos se elaboran varias recetas tradicionales a base de diferentes guisos o adobos que les otorgan unos sabores muy particulares.

Frutas tropicales

El clima isleño, con sus generosas horas de sol y su benignidad, hacen de las Afortunadas en general y de Gran Canaria en particular, el lugar idóneo para que se den las frutas tropicales más dulces y sabrosas que puedan imaginarse.

Plátano de Canarias

Si hay un producto que identifique a las Canarias con total claridad y energía, ése es el plátano de Canarias, una variedad autóctona de gran valor alimenticio por sus propiedades y por el dulzor de su sabor, que nada tiene que ver con las bananas importadas de otros países.

Tomate canario

Rojo, duro, de carne firme y consistente, y de intenso sabor, el tomate canario es uno de nuestros productos más conocidos y valorados tanto para el consumo local como para la exportación. De hecho, su cultivo es de los más extendidos en Gran Canaria, donde está presente desde hace más de un siglo. Los de La Aldea son especialmente buenos, así que no hay que perder la oportunidad de probarlos en una buena ensalada con aguacate de Mogán, cebolla de Gáldar, sal de las salinas locales y un buen chorro de nuestro increíble aceite de oliva extra virgen de Temisas.

Verduras

El cultivo de verduras en Gran Canaria, es principalmente para el consumo propio, aunque podemos decir que son de exquisita calidad.